Muy buenas Halconeros, aquí tenemos una semana más una nueva entrevista y esta semana contamos con el que fuera maestro de campeones como nuestros anteriores entrevistados, Javi Ortiz o Nino Salvatore, entre otros y sigue siendolo, en su Club Navero de Lucha de Brazos de Navas del Marques

Marino Morales Gamo

Madrileño 45 años y 65 kilos, antebrazo 35cm, bíceps 35cm, muñeca 17cm 

Palmares

– 6 Veces Campeón de España.

– 7 veces Campeón Internacional.

– Más de 100 títulos de Campeón Provincial y Local.

– Fundador del Club Deportivo Elemental Madrileño de Lucha de Brazos. (Año 2002)

– Fundador y presidente del Club Deportivo Abulense de Lucha de Brazos. (año 2012)

– Fundador y presidente de la Asociación Navera de Lucha de Brazos. (año 2012)

– Entrenador de distintos equipos desde el año 1995.

Aun en la distancia muchas gracias Marino por responder a este cuestionario

1. Lo primero es saber ¿cómo conociste este deporte, con qué edad comenzaste a practicarlo?

 Todos cuando somos pequeños, en algún momento siempre hemos querido probar nuestras fuerzas con nuestros amigos más cercanos y esto mismo, fue lo que me ocurrió a mí con mi padre. Desde chico siempre estaba probándome con él y, eso hizo que inconscientemente, fuese cogiendo fuerza en los movimientos hasta que, allá por el año 1994, cuando contaba con 19 años, me enteré de un campeonato organizado en Guadalajara por la, desconocida para mí en esos momentos, Asociación Española de Lucha de Brazos, AELB.

Algún año antes había visto una película acerca de la lucha de brazos, “Over the Top” (Yo el Halcón) y desde entonces no hacía más que pensar en ese desconocido deporte que aparecía en ese film y, cuando supe de este campeonato en Guadalajara, sin pensármelo dos veces, me decidí a asistir, pensando que yo ya era un maestro en este deporte al conseguir ganar a mi padre y amigos.

Tras mi derrota en ese campeonato, me di cuenta de que esta actividad no era la típica prueba de fuerza de los bares, sino que era un deporte con sus técnicas y sus reglas y, en ese momento, me planteé que entrenaría duramente para conseguir ganar algún campeonato en este nuevo deporte para mí.

Tras esto, empecé a asistir a campeonatos organizados por la AELB y a entrenar de verdad con varios amigos de Madrid y, poco a poco, fui mejorando en fuerza, técnica y conocimientos de este deporte.

2. ¿Qué te atrajo del deporte?

 Quizás, lo que más me atrajo de este deporte fue el ver que la lucha de brazos es un deporte para todos y con esto quiero decir que da igual la condición de cada uno ya que, entrenando duramente, con constancia, dedicación y una correcta instrucción, todos pueden mejorar de una forma significativa con la consiguiente satisfacción personal que esto lleva consigo.

Es un deporte muy fácil de aprender, en el que cualquiera que se lo tome en serio, mejorará rápidamente y, cuando esto suceda, notarás que ya no puedes dejarlo porque pasará a formar parte de tu vida.

Al empezar en este deporte, empiezas a conocer a muchas personas estupendas que lo practican y que al poco tiempo empiezan a formar parte importante de tu vida y esto es algo que hace que cuando empiezas en este deporte, no quieras dejarlo.

  • ¿Cuál fue y como recuerdas tu primera competición? 

 Mi primera competición oficial fue en 1994 y el campeonato en cuestión fue un “Open”, que se celebró en Guadalajara. Yo vivía en Madrid por aquellos entonces y no disponía de vehículo ni carné de conducir para asistir así que hablé con un amigo que vivía cerca del lugar del campeonato y fui en tren a pasar el fin de semana a su casa.

Cuando llegué al lugar del campeonato me encontré con un mundo que hasta entonces desconocía y que era parecido al que pude ver en la película “Yo el Halcón”. Mesas de combate, deportistas calentando con distintos aparatos, árbitros y jueces de mesa y un ambiente cargado de adrenalina desprendida por todos los luchadores que habían asistido provenientes de todas partes de España.

Recuerdo que mi estado de nervios en ese campeonato era tal que, en uno de los enfrentamientos, cuando estaba colocado en la mesa de combate, se me agarrotaron los músculos de las piernas y casi me caí al suelo.

En ese campeonato, pese a ser mi primera experiencia en este deporte y no clasificar entre los tres pri            meros, no lo hice nada mal al conseguir vencer a varios rivales que llegaron a ser grandes figuras de la Lucha de Brazos como Juan Ángel Villar, varias veces Campeón Nacional, y a uno de los hermanos Paris Urcaregui, que acababa de clasificar entre los 6 primeros del mundial y primo del gran campeón español y difusor de nuestro deporte, José Jaime Urcaregui López.

Ese campeonato me marcó muchísimo ya que me hizo ver que en este deporte no contaba únicamente la fuerza, sino que había otras características, como la técnica y la velocidad que eran tanto o más importantes.

Esto hizo que me interesase más en este deporte y que me esforzase en exprimir al máximo mis entrenamientos para poder ascender en el ranking y poder codearme con todos aquellos campeones que conocí en ese espectacular campeonato.

4. Este deporte es un poco duro y puede ocasionar lesiones, conocerás casos, que a muchos harían abandonar, pero hay gente que continua, ¿Cuál crees que es su motivación para continuar?

Como en cualquier deporte, durante su práctica se pueden dar lesiones y, aunque no son muy frecuentes, sí que pueden ocurrir, siendo las más usuales las tendinitis y pequeñas contracturas por sobreesfuerzo. También, aunque en menor grado, cuando no se ha calentado y estirado bien, se pueden dar pequeñas roturas de fibras y, con extraña frecuencia, se puede dar alguna fractura ósea aunque, si hay una persona con experiencia que guíe y enseñe correctamente a los deportistas cuando están aprendiendo para que adopten posturas y movimientos óptimos, el riesgo de estas fracturas queda muy minimizado.

Yo como Luchador, llevo compitiendo más de 25 años y he participado en cientos de campeonatos tanto por territorio nacional como internacional y, debido a esto, he sufrido varias lesiones que en algunos casos son propias del desgaste por la práctica deportiva de competición, como ocurre en todos los deportes de contacto, y en otros casos han sido por puntuales descuidos que no tendrían que haber ocurrido de haber hecho bien las cosas.

Llevo más de veinte años entrenando a nuevos luchadores y a todos les insisto en una cosa, y es que lo primero que van a aprender es a hacer bien las cosas para no hacerse daño y, cuando ya hayan adquirido unas prácticas y técnicas correctas para poder realizar un combate con seguridad, empezarán a competir, y no antes.

Pues bien, esta idea de “la seguridad es lo primero”, la tenemos que tener siempre en la cabeza cuando vamos a una competición o cuando entrenamos solos o con un compañero y no bajar nunca la guardia confiándonos en lo mucho que ya sabemos o lo muy superiores que nos sintamos enfrentados a un luchador de más bajo nivel porque, en un descuido por no tener las cosas claras, podemos sufrir una lesión que nos aparte por mucho tiempo de nuestro deporte, haciendo que se desvanezca todo nuestro progreso y en ocasiones todas nuestras ilusiones y objetivos previamente planteados.

Yo hasta ahora, he tenido algunas lesiones leves como pequeñas contracturas que han sido arregladas con descanso y/o con buenos terapeutas, pero también he tenido algunas lesiones más graves como la rotura de tendones del bíceps y subescapular, las cuales, por no haberlas tratado correctamente en los inicios de la lesión, precisaron cirugía y, la última que me ocurrió por no haber calentado correctamente en un campeonato que organicé en mi localidad, en el cual rompí el fibrocartílago triangular de mi muñeca derecha y me mantuvo más de un año alejado de las competiciones.

Como digo, las lesiones son muy comunes en todos los deportes de competición porque intentamos llevar nuestro cuerpo al límite y es por ello por lo que tenemos que estar  al 200% seguros de cada movimiento que hacemos y, si aun así ocurren, utilizar la misma fuerza en intentar recuperarnos al 100% para poder volver a la mesa de competición habiendo ganado en experiencia para no volver a equivocarnos en lo mismo.

5. Tu hermano Jesús también le gusta esto, a tus hijos  también se les da bien, a tus compañeros de club y a gente que te conocemos y que queremos que sigas siendo un Espartano, por lo que en tu caso es complicado que puedas dejarlo, pero tú crees que seguir en este deporte a pesar de las molestias y lesiones repercute el entorno o depende de uno mismo ¿Qué crees que define a un buen luchador de brazos, cuál debe ser su motivación?

Actualmente tengo 45 años y, aunque hasta ahora la mayoría de los campeonatos me han ido bien, ha habido ocasiones en los últimos años en que no ha sido así y me he venido abajo y es cuando empiezan a pasearse demonios por mi cabeza que me dicen que no siga y que ya he de dejarlo.

Por suerte, esos pensamientos no me duran mucho tiempo y entonces empieza a salir mi vena combativa y me empiezo a plantear un nuevo objetivo mirando el próximo campeonato convenciéndome a mí mismo de que el único que puede vencerme soy yo mismo y que si quiero lograr mi objetivo lo que tengo que hacer es dejarme de tonterías y empezar a entrenar mucho más duramente que hasta ese momento. Mi familia y amigos me conocen y saben de estos puntuales bajones y, cuando ocurren, se vuelcan en apoyarme y levantarme el ánimo porque saben que cuando me pongo a tope soy capaz de hacer las cosas muy bien.

Las lesiones han sido en mi vida unos varapalos muy grandes que han conseguido bajarme mucho la moral ya que, cuando ocurren tiran por tierra todo el trabajo realizado durante muchísimo tiempo pero, como ya he comentado, cuando algo te gusta tanto como a mí este deporte, tienes que entender que una vez que ocurren, de nada sirve lamentarte, lo que hay que hacer es levantarte y gastar toda tu energía para una pronta recuperación y volver aun más fuerte sicológicamente a la mesa de competición.

Yo en mi caso, además de la familia y amigos, tengo al grupo de chicos que entreno que me apoyan mucho tanto con palabras de ánimo como la subida de moral que me da al verlos evolucionar y mejorar y eso, creedme que es un buen combustible para animarme a levantarme cada vez que he caído.

6.- ¿Qué ejercicios son esenciales para mejorar en la lucha de brazos?

En Internet podemos encontrar una infinidad de ejercicios de grandísimos campeones, que realizan con todo tipo de aparatos sofisticados. Pues bien, no digo que todo eso no funcione, que estoy seguro de que sí que es así pero yo, por los muchos años que llevo practicando este deporte, habiendo entrenado con infinidad de utensilios, muchos de ellos creados por mí, y habiendo realizado cantidad de ejercicios y programas de entrenamiento distintos, puedo asegurar que a mí, lo que más me ha funcionado es simplificar.

Lo que quiero decir con simplificar es que, si aquí en España pudiéramos dedicarnos en exclusiva a la Lucha de Brazos, es decir, si pudiéramos vivir de ello utilizando la mayor parte del día en entrenamientos para este deporte, quizás podríamos realizar un montón de ejercicios para cada pequeño músculo implicado en cada uno de los movimientos de brazo, giros de muñeca y posiciones de codo u hombro que se realizan en la lucha de brazos pero, lo bien sabido es que en nuestro país, este deporte sigue siendo un deporte minoritario para el que únicamente podemos dedicar unas cuantas horas a la semana y, es por ello por lo que no podemos malgastar ni un minuto en realizar ciertos ejercicios con la incertidumbre de si funcionarán o no.

Actualmente mis entrenamientos los he ajustado a los entrenamientos que les hago hacer a mis pupilos en el local del equipo que actualmente llevo y son ejercicios de peso corporal como dominadas, flexiones y fondos de muchos tipos, algunos ejercicios específicos para fortalecer los antebrazos y tras todo eso, el entrenamiento rey de este deporte que es el entrenamiento en mesa con un oponente.

Los ejercicios de peso corporal proporcionan mucha fuerza en general y preparan al cuerpo para el posterior entrenamiento en mesa, y evitando de esta forma las posibles lesiones que podrían surgir al empezar directamente en la mesa de combate.

Ejercicios específicos para antebrazos los solemos hacer muy a menudo al ser unos músculos que se recuperan muy rápido y ser de vital importancia para unos buenos agarres en este deporte.

El entrenamiento en mesa lo solemos repartir en diversos ejercicios con un oponente como isométricos, salidas, negativas, etc…, para finalmente dedicar 20 o 30 minutos a combates en mesa entre distintos componentes del equipo.

El entrenamiento que llevo actualmente y que hasta ahora creo que es el más eficaz es un entrenamiento en grupo en el cual todos hacemos los mismos ejercicios a la vez, o alternados si somos muchos miembros a la vez. Es un entrenamiento que incita mucho a la superación de cada miembro y no solo sobre la mesa de combate sino en cualquiera de los otros ejercicios del programa, lo cual lleva a todos y a cada uno a esforzarse al límite y a mejorar más rápidamente.

7.- Has llegado a competir en competiciones internacionales, ¿De cuál competición tienes mejor recuerdo y por qué?

En mis más de 25 años compitiendo, he viajado a muchos países y he conseguido 7 títulos internacionales para nuestro país. Algunos de estos países donde he competido han sido Alemania, Suecia, Bélgica, Bulgaria, Italia, Francia, Portugal, Holanda, Marruecos y alguno más que no recuerdo…

Recuerdos buenos tengo realmente de todos, pero si he de destacar alguno podría nombrar el Campeonato Internacional en “Gorna Oryahovitsa”, en Bulgaria en mayo de 1995. Destaco este campeonato entre los demás porque fue mi primer internacional al que asistí invitado por el antiguo presidente y fundador de la AELB Francisco Jové Feliu, junto a otros 8 luchadores españoles, como fueron Joaquín Garrido Laso, José Jaime Urcaregui López, Luís Manuel Andrés Argudo, José Antonio Torres Carrillo, Miguel Martín Porcel, Miguel Ángel Alonso Alonso, Eduardo García Morales y Ángel García Rama.

III torneo internacional de gorna oriyahovitsa Bulgaria 95

Lo he de destacar porque no solamente fue algo importante para mí en el tema deportivo, sino que también me ayudó a reforzar mi autoestima y a aumentar la seguridad en mí mismo.

Hasta ese campeonato yo siempre había sido muy tímido y muy poco seguro de mí mismo y, el hecho de ir a otro país a defender a España y de conocer a un grupo de españoles, cada uno de una zona distinta del país, luchando todos juntos por un mismo objetivo me hizo reforzar mucho mi personalidad e hizo que me sintiese mucho más importante que nunca.

Esa experiencia marcó mi vida y siempre recordaré muy positivamente ese viaje.

V Challenger internacional Bélgica 96 con Victor Alma

8.- ¿Que diferencias ves entre los españoles y el resto de los competidores y que país ves mejor en tu peso y/o en general?

En los primeros años de la Lucha de Brazos en España, allá por el año 1989 y principios de los 90, la lucha de brazos era amateur en la mayoría de los países y España, por lo menos en pesos pequeños, estuvo un tiempo ocupando los primeros puestos en el ranking mundial. Los tres luchadores que conformaban el equipo de Francisco Jové, Joaquín Garrido, Jose Jaime Urcaregui y Sergio Mestres estuvieron muchos años arrasando por todas las competiciones internacionales a las que asistían.

Con el paso del tiempo, este deporte se ha ido profesionalizando en muchos países

Y con ello el nivel y número de competidores de alto nivel en cada país, mientras que España no ha podido evolucionar de esa manera al seguir siendo aquí considerada la lucha de brazos como un deporte amateur minoritario, ya que el tiempo que podemos emplear los luchadores españoles en entrenar es muy inferior al que utilizan los luchadores profesionales de otros países.

Mi categoría es la de 65kg y ahora mismo, los países donde salen verdaderos monstruos en este deporte son los países del este, destacando Rusia entre todos por el enorme número de competidores de altísimo nivel que salen nuevos cada año.

No obstante, este deporte ha evolucionado tanto fuera de España que competidores buenos los hay en la mayoría de los paises y de categorías.

9.- ¿Cuales son, para ti, los mejores luchadores a nivel nacional e internacional, bien por técnica o en general?

En el panorama nacional podría destacar a grandísimos luchadores que han conseguido muy importantes títulos a nivel nacional, internacional y mundial pero para mí no solo cuenta el número de títulos sino que también es muy importante la constancia, dedicación y lo que han aportado durante todos estos años al progreso y a una buena evolución de la Lucha de brazos con sus enseñanzas a los nuevos luchadores o con el tiempo y energía invertido para que la lucha de brazos avanzase un poco más como deporte, o a la promoción de nuestro deporte mediante la difusión en los medios.

Creo que figuras muy importantes en nuestro deporte atendiendo a todo lo mencionado, serían: Camilo Vega Berrocal, por su incansable afán de enseñar mediante cursos y difusión por toda Cantabria; Armando García Rama, por su constancia y afán de superación en su dilatada carrera como luchador y mentor de nuevos luchadores; Lorenzo Villar por su completa dedicación a hacer crecer nuestro deporte en España; Jose Jaime Urcaregui, Joaquín Garrido y Sergio Mestres, que fueron los primeros que junto a Francisco Jové llevaron la lucha de brazos a todos los puntos de España consiguiendo alzar a España a los primeros puestos del ranking mundial con sus victorias y sin los cuales es probable que este deporte no hubiese existido en nuestro país;

Todos los nombrados también se sumarían al grupo de los competidores que más han destacado en España por sus innumerables victorias nacionales e internacionales, grupo en el cual es de obligación añadir a grandísimos campeones como Jose Antonio Arévalo, Daniel Ramírez, Oscar Olaria, Manuel Rubio, Iván Portela, y otros importantísimos deportistas nacionales.

En el panorama internacional el más grande luchador de todos los tiempos ha sido y es John Brzenk, un deportista americano que ha destacado por su inteligencia, fuerza y técnica en la mesa, cualidades que le permitieron salir victorioso en la inmensa mayoría de los encuentros que disputó en toda su carrera como Armwrestler. Para mí ha sido el luchador más completo que ha existido hasta la fecha.

10.¿Qué crees que se necesitaría hacer para que este deporte creciera en afición y se viera como el gran deporte que es?

 En mi  trayectoria en este apasionante deporte he podido ver todo tipo de exhibiciones y campeonatos que han ayudado, en mayor o menor medida a mostrar este deporte a mucha gente que hasta ahora lo desconocía pero, si algo ha ayudado a la difusión de la Lucha de Brazos hasta ahora ha sido la aparición de la misma en los medios de comunicación.

Ha sido en los últimos años cuando la Lucha de Brazos, más ha aparecido en cadenas de televisión, en ocasiones de carácter nacional y en programas de máxima audiencia, en programas de radio y en artículos de importantes periódicos. Esto, sumado al aumento creciente de información de este deporte en Internet en forma de vídeos y entrevistas ha contribuido a dar a conocer nuestro deporte y eso es muy importante de cara a que otros medios o patrocinadores quieran apostar por nosotros y nos ayuden a poder progresar como deporte en España.

Es una realidad que cualquier deporte, para crecer, necesita dinero y, con la mínima cuota que aportamos anualmente los socios a la AELB prácticamente no llega para el funcionamiento básico de la Asociación. No obstante, para crecer no basta con funcionar con lo mínimo, hay que tener dinero para poder hacer campeonatos más espectaculares, dinero para poder llevar al mundial y al europeo a todos los competidores que lo merezcan aportándoles ayudas y suministrándoles una equipación óptima, dinero para poder ayudar a crear un mayor número de clubes por toda España proporcionándoles un mínimo equipamiento para poder entrenar, dinero para publicidad, etc…

El dinero necesario para poder hacer mover este deporte hacia delante debería de proceder de importantes patrocinadores que apostasen por nosotros pero, los patrocinadores solo apuestan por deportes que muevan masas y que atraigan a los medios de comunicación y los medios de comunicación solo se interesan por deportes con un buen despliegue técnico y de medios que solo se consigue con dinero.

Como veis, esto es la pescadilla que se muerde la cola, sin medios de comunicación no hay patrocinadores y sin patrocinadores, no hay medios de comunicación.

Actualmente la Lucha de Brazos sigue siendo un deporte minoritario y para que eso cambie, aunque sea tan solo una pequeña mejoría, deberíamos de movernos todos en una misma dirección y con un mismo objetivo, y es dejar de actuar por beneficios propios o de cada equipo y empezar a hacerlo por el bien común de la Asociación Española.

Si consiguiésemos eso, estoy seguro de que la imagen que daríamos sería de mucha más seriedad y quizás algunas empresas y medios de comunicación se empezarían a interesar por nuestro deporte, aparte de que, todos juntos, seguro que podríamos dar más ideas para conseguir una futura evolución positiva de la Lucha de Brazos en España.

            11.- ¿Qué te ha aportado este deporte en  la vida y por qué de la importancia de seguir practicándolo?

El deporte y la vida se encuentran muy ligados y creo que esforzarte en el deporte, te ayuda para triunfar en la vida.

Hay un proverbio etíope en el que creo y que sigo a rajatabla que viene a decir esto:

La vida es Lucha y lo primero en vencer es nuestro propio cuerpo. Quién ejercita su voluntad en el deporte, se prepara y entrena para vencer en la vida

12.- ¿Cuál ha sido tu mayor reto?

Yo he sido siempre y soy una persona muy competitiva en todo y eso me ha hecho que los retos se hayan ido sucediendo continuamente en mi vida.

Tras un campeonato, si he sido derrotado por otro competidor, mi reto es el entrenar duramente para vencer a ese competidor y, la mayoría de las veces, quizá por mi constancia, lo he logrado.

Eso sí, quizás peco de ser una persona demasiado realista y tampoco me planteo retos imposibles atendiendo a mis limitaciones físicas o por la situación, motivo  por el cual, únicamente me planteo retos los cuales sé que esforzándome, aunque sea mucho, pueda conseguir.

13.- ¿Qué le dirías a alguien que está comenzando en este deporte?

La lucha de brazos es un deporte para todos en el que no se excluye a nadie por tener distinto sexo, condición, capacidad o edad. Existen categorías para todo el mundo desde infantiles, júnior, sénior, master, grandmaster, tanto masculinas como femeninas, y categorías para competidores con movilidad reducida u otras capacidades distintas. Además, en los campeonatos suele haber categorías para principiantes, en las cuales podran competir todos aquellos luchadores que lleven poco tiempo en nuestro deporte.

Como se puede ver, es un deporte apto para todo él mundo por lo cual, no hay nada que signifique una limitación a la hora de practicarlo. Tan solo hacen falta un poco de valor para arriesgarse a probarlo y seguro que una vez que se conoce, no puede dejar de pensar en ello y desear que llegue el siguiente día de entrenamiento.

Una de las cosas que engancha de este deporte al principio es la velocidad con la que se mejora, cuando te instruye un entrenador de este deporte. En muy poco tiempo se nota el aumento de nivel en los principiantes y eso les hace querer mejorar cada vez más mediante el entrenamiento.

Lo más importante en este deporte es aprender perfectamente cada técnica y hacer caso en todo momento a la persona que te está instruyendo para evitar en todo momento hacernos daño.

Yo lo que le digo a todo el que se interesa en un primer momento por la lucha de brazos es que lo pruebe, que en el momento que lo haga y meta un pie en este mundillo, ya no lo querrá dejar.

Despedida:

Quería agradecer a mi amigo Leandro Fernández esta iniciativa de entrevistar a luchadores de brazo ya que con ello ayuda a la importantísima labor de difusión de nuestro deporte.

Gracias y, un saludo…

Gracias a ti campeón por esta gran entrevista y exponer toda tu experiencia en ella que seguro que a muchos seguidores les ha encantado

Que puedo decir yo de Marino, es un pequeño gran hombre al que tengo el gusto de conocer y aprender un poco mas cada vez que nos encontramos, desde que empecé en este deporte, no puedo olvidar en una exhibición que se realizó en IFEMA en una feria Fitness, previa a que viniera a España el Arnold Clasic o hace tres años en Madrid en mi regreso a la competición.